Economía de guerra para autónomos: cómo ahorrar

La crisis del COVID-19 está poniendo en una situación complicada a gran cantidad de autónomos y puede ser responsable de la quiebra de empresas y trabajadores. Para ello es fundamental empezar con una economía de guerra para autónomos y pymes que nos permita ahorrar.

Cuando necesitamos reducir al máximo nuestros gastos y optimizar todo lo posible aquello que compramos en situaciones delicadas es lo que llamamos economía de guerra, en este caso aplicado a los autónomos y las pymes.

En este post te daremos unos consejos para ahorrar si eres autónomo.

Infórmate de las ayudas para autónomos

El Gobierno de España ha puesto a disposición de los trabajadores autónomos una serie de medidas para combatir el impacto económico provocado por el coronavirus.
Debes consultar que medidas pueden ser útiles para aplicar en tu caso y en consenso con tu asesor fiscal valorar lo más beneficioso para tí.

Dentro del paquete de ayudas a autónomos, la medida más popular es el señalado como paro de autónomos, que se trata de una flexibilización del cese de actividad, aunque hay más medidas.

Otras ayudas a autónomos y pymes son: el aplazamiento de las deudas tributarias y líneas ICO  especiales de avales para mitigar ese efecto de falta de liquidez generado. Adicionalmente hay Comunidades Autónomos y Ayuntamientos ofreciendo facilidades a los emprendedores.

En este post, te contamos cuáles son las ayudas para autónomos por la crisis del COVID-19.

Hacer un balance de ingresos y gastos

Una vez consultas las ayudas a autónomos que puedes solicitar, es hora de volver a la realidad y analizar la situación del negocio porqué la ayuda depende de unos requisitos y hasta que no este 100% concedido no puedes contar con eso . Es fundamental que dediques el tiempo que haga falta a esta tarea, porque una mala gestión puede arruinarte. Siéntate, agarra boli y papel o trátalo directamente con el ordenador. ¿Cuáles son mis gastos? ¿Y mis ingresos?

Empecemos por los gastos: ¿Cuáles son mis gastos fijos (alquiler, luz, agua…) y su importe?, ¿Puedo negociar algún gasto fijo, acogerme a algún subsidio, cambio de tarifa?, ¿Cuáles son mis gastos variables?, ¿Puedo eliminar alguno de estos?, ¿Es momento de aprovechar y hacer un cambio de compañía para obtener precios más competitivos?, hacer una previsión de gastos fijos y variables con vista a 6 meses o 1 año también sería bueno.

En el otro extremo nos encontramos con los ingresos: ¿Qué estimación realista de facturación espero tener ahora?, ¿Cuántos clientes tengo?, ¿Qué beneficio me aporta cada cliente?, ¿Cuál es mi canal de ingreso principal?, ¿Puedo buscar nuevas alternativas al modo de ingreso principal?, ¿Es posible provisionar para 6 meses o 1 año?

Responder a estas preguntas te permitirá comenzar un plan de economía de guerra fundamental. Debes ser realista con las respuestas que te dés si quieres que realmente esta tarea tenga un sentido y sobre todo que puedas afrontar tiempos difíciles.

Posibilidad de teletrabajar

Es el momento de valorar si necesitas ese espacio fuera de casa con una oficina desembolsando una cantidad adicional de dinero o puedes destinar un sitio de casa a montar esa misma oficina.

Tenemos un artículo de consejos para teletrabajar que te puede ser útil si eres de los que si puedes hacerlo. Al fin y al cabo, algo que esta enfermedad nos ha “enseñado” es la posibilidad de trabajar desde casa e implantar el teletrabajo como un método más.

Puede ser que necesites hacer reuniones con clientes presenciales, para ello, puedes utilizar un coworking o incluso hacerlo en lugares públicos como en cafeterías o restaurantes. Los tiempos han cambiado y esto que antes no era lo típico, ahora lo es y no por ello dejas de ser profesional.

Ahorro máximo

La verdad que es más fácil decirlo que hacerlo, por ende, te detallamos algunos puntos a tener en cuenta y que puedas ahorrar un poco más:

  • Gestoría: Es un gasto que es fundamental para cualquier trabajador autónomo, echa un vistazo al mercado y valora si la cuota que pagas está dentro del mercado que puedes encontrar online. Hay gestorías con muy buenas reseñas que puedes leer para cambiarte, porque tampoco es plan de tener cualquiera y te traiga problemas fiscales.

  • Cambios de tarifa en luz, móvil e internet: Analiza si tienes el plan ajustado a lo que necesitas o cada mes te sobran gigas de internet, te sobra potencia de luz… quizás sea momento de pagar por lo que realmente necesitas y no tener de más “por si…”

  • Bancos: ¿Te has parado a ver las comisiones que te cobra tu banco tradicional? Actualmente hay bancos online que tienen cuentas con mejores condiciones que los tradicionales.

  • Gastos superfluos: Ir cada día a la cafetería a desayunar, salir a media mañana a tomar algo o acercarse al supermercado a por unos snacks… ¿te parece vital? Pequeños gastos que si lo sumas es un dinero…

  • Software libre: La evolución de la informática conlleva que haya alternativas para casi todos los programas, ofimática, facturación, contabilidad, puedes encontrar diferentes opciones gratuitas y evitar esas cuotas mensuales o anuales.

Todo suma, y al final, si quitas esto, quitas lo otro… es un dinero mensual que puede venir muy bien y en muchos casos puede salvar tu negocio. La situación es extraordinaria y requiere de medidas extraordinarias, ten en cuenta estos consejos de economía de guerra para autónomos, ¡ánimo y suerte!

Deja un comentario